Meliá Cayo Coco

Meliá Cayo Coco

Con un total de 168 habitaciones, este hotel está destinado sólo para pasajeros mayores de 18 años. En este sentido, desde la cadena hotelera Meliá señalan que este alojamiento es ideal para los viajeros que llegan a Cuba persiguiendo la tranquilidad. “Redescubre el silencio”, dicen. Otras señas lo definen: es 5 estrellas y all inclusive.

Además, este hotel se distingue por sus bungalows que se alzan sobre pilotes en una laguna marina natural, los cuales se conectan con tierra firme a través de un camino de piedras sobre el mar. En este punto vale mencionar que los pasajeros también pueden optar por habitaciones en tierra firme, también cercanas al mar.

Es destacada su ubicación geográfica y los destinos cercanos. Situado en Morón, en la región de Ciego de Ávila, el Meliá Cayo Coco se encuentra a sólo 13 kilómetros del aeropuerto internacional Jardines del Rey, y a 15 kilómetros de El Bagá, un espectacular parque natural de Cuba donde es posible adentrarse en la cautivante flora y fauna de la región.

Cuenta con 5 restaurantes, con protagonismo del “Arena Real”, un local ubicado en la zona de playa que se especializa en cocina a la parrilla y donde se puede comer al mediodía o por las noches. Por supuesto, no faltan los bares con una cuantiosa carta de bebidas y cócteles. Su gran piscina presenta una forma irregular, con un sector que llega a los 1.80 metros de profundidad. Ocurre que siendo un hotel adults only no hay preocupaciones en este sentido. Allí es posible anotarse en diversas actividades, incluyendo clases de iniciación al buceo.

El hotel de lujo y enfocado en propuestas para adultos agrega un centro de fitness, áreas náuticas para la práctica de deportes como buceo y pesca, un centro de salud y belleza, y un Club House con un programa amplio de actividades para realizar durante el día y la noche.

Hay que tener en cuenta que el uso del WiFi requiere pago aparte, que no se admiten mascotas y, sobre todo, que el hotel no dispone de un espacio para estacionamiento de vehículos. Como paliativo, sí se ofrece servicio de alquiler de automóviles y bicicletas. Se agrega una sala de reuniones y diversas propuestas de entretenimiento indoor, como billares, dardos y ping pong. Siendo que se trata de un hotel que no admite menores de 18 años, no se ausentan las opciones para divertirse en las horas en las cuales brilla la luna. En este sentido, hay una disco que cuenta con DJ, para mover el cuerpo al son de la música en este exclusivo hotel anclado en uno de los destinos más exclusivos de Cuba.