Excursiones

Excursiones

Aquel que crea que el turismo cubano se agota en las evidencias históricas de La Habana y en la belleza natural de sus muchas playas, pues incurre en un error. A pesar de ser una isla, y que por ello muchos pueden creer que su territorio es escueto, Cuba cuenta con una superficie aproximada a los 100,000 kilómetros cuadrados, cifra que se traduce en la posibilidad de emprender allí múltiples excursiones. Para tener una idea cabal de ello, vale notar que Cuba tiene una superficie mayor a países como Hungría o Portugal, por mencionar sólo dos casos.

En vista de ello, si bien muchos de los turistas que llegan a Cuba planean un itinerario que sólo incluye a La Habana y algunas playas de la costa norte, lo cierto es que esta isla de considerable extensión presenta múltiples encantos, y una buena forma para acercarse a ellos es sumarse a las excursiones que organizan agentes de turismo y complejos hoteleros, o hacerlo por cuenta propia a bordo de diversos medios de transporte (ferrocarriles, automóviles rentados, buses, medios acuáticos, e incluso bicicletas).

El territorio de Cuba ostenta cerca de 40 sitios que son parques nacionales o bien reservas ecológicas, muchas de ellas reconocidas por la UNESCO como sitios de relevancia natural e histórica. En tanto, en esta isla es posible sumarse a excursiones por estas zonas de privilegio, como el Valle de Viñales, el destino turístico por excelencia en la región occidental de Cuba con 15 mil hectáreas en las cuales se puede seguir un tour que incluye visitas a plantaciones de tabaco, fábricas de habanos en la zona, la Cueva del Indio y la Gran Caverna de Santo Tomás, entre otros atractivos.  En el “terreno de la naturaleza” son destacadas también las excursiones a Topes de Collantes cerca de la ciudad de Trinidad; el Parque Nacional de Sierra Maestra que incluye al punto más alto de Cuba; y el Parque Nacional que se alza en la Península de Guanahacabibes, al extremo occidental de la isla.

Por otra parte, las excursiones en Cuba trascienden a los parajes naturales. Una buena forma de conocer más a fondo los centros urbanos es a través de tours con itinerarios que incluyen los puntos más relevantes en cada caso, especialmente útil para quienes visitan una ciudad por primera vez. Para mencionar el ejemplo más corriente, en La Habana existen recorridos organizados que pasan por los sitios más relevantes de la capital como su Malecón, la Plaza de la Revolución con sus recordatorios a José Martí, Ernesto Guevera y Camilo Cienfuegos, su catedral, etc. Una posibilidad interesante, y más específica por cierto, es seguir los pasos del escritor Ernest Hemingway, quien pasó una larga temporada en Cuba y visitó sitios que recuerdan la figura del autor de El viejo y el mar.

Iglesias y catedrales, museos en los cuales respira la historia, tours por callejuelas coloniales, recorridos en ciudades más modernas, galerías de arte, teatros bellos y de gran acústica, y atracciones al aire libre; son algunos de los muchos tipos de excursiones a las cuales es posible sumarse en Cuba.