Paradisus Río de Oro Resort & Spa

Paradisus Río de Oro Resort & Spa

La propuesta de este establecimiento hotelero, que es parte de la profusa oferta de la cadena Meliá en Cuba, está diseñado en exclusivo para adultos: sólo admite pasajeros mayores de 18 años. En tanto, resulta ideal para los viajeros que desean vivir una experiencia vacacional de pura relajación. El Paradisus Río de Oro Resort & Spa promete seguir la filosofía de su denominación, ser un verdadero paraíso en la tierra.

En línea con su propuesta exclusiva para adultos, el hotel es especialmente recomendado para la organización de bodas y lunas de miel que prestan tomada la belleza natural de Cuba; así como para aquellos que desean vivir jornadas de relax gracias a las diversas opciones del establecimiento, principalmente su centro de spa y bienestar, su servicio de masajes, su gimnasio, solarium y, por qué no, aprovechar la barra de tragos ubicada en la piscina. Ideal para hombres y mujeres de negocios, y también para viajar en pareja. Familias con niños, abstenerse en este caso.

Con categoría de 5 estrellas, el Paradisus Río de Oro Resort & Spa suelta amarras en el Parque Nacional Bahía de Naranjo, un espectacular escenario de mar y arboledas ubicado en la costa norte de la isla que se extiende a lo largo de unas 100 hectáreas, y que está colmado de encantos naturales siendo dentro de Cuba uno de los mejores destinos para senderistas y amantes de la fauna. Posado en playa Esmeralda, sólo 5 kilómetros separan a este hotel de la playa de Guardalavaca (uno de los primeros lugares visitados por Cristóbal Colón al llegar a Cuba), del centro comercial en este destino de la provincia de Holguín donde es posible realizar compra de mercadería y alimentos, y de la Bahía de Naranjo. Para conectar con el aeropuerto Frank País se demora 1 hora a bordo de un automóvil.

Este establecimiento de categoría se inscribe en la modalidad all inclusive y cuenta con un total de 354 habitaciones. Dispone de una zona de playa privada, 8 restaurantes (incluyendo la posibilidad de comer en mesas ubicadas sobre las arenas finas de la playa), 7 bares y una discoteca propia, oferta que contempla tanto la diversión bajo el sol como la que se dilata en las horas nocturnas bajo la luz de la luna. Para el entretenimiento en la noche el hotel cuenta con personal de animación e incluso un espacio para hacer karaoke. Los amantes del deporte también pueden aprovechar las canchas de tenis y las mesas de ping pong del hotel.

La piscina de forma oval ofrece una hermosa vista del paisaje playero, todo como si se tratase de una postal, pero en vivo y en directo. Se ofrece servicio de peluquería, centro de negocios, alquiler de automóviles, además de la posibilidad de practicar diversas actividades en el océano, como ser buceo o snorkel. El aparcamiento es gratuito. Dato importante: no se admiten mascotas.