Náutica

Náutica

Rodeada de mar y surcada por una docena de ríos, en Cuba se abre paso una importante actividad náutica que es, por cierto, uno de los tantos encantos que ofrece a visitantes y locales. Su clima, sus aguas y paisajes hacen de éste un destino ideal para el paseo en cruceros, catamaranes, lanchas, veleros, y demás embarcaciones. El carácter insular de Cuba se expresa en un gran número de marinas, bases y puertos en actividad, desde donde es posible sumarse a las diversas variantes que despliega este área. Estas actividades también encuentran difusión en las múltiples propuestas de agencias y complejos turísticos, además de las presentes en muchas playas de la isla, que organizan excursiones en yates, o la posibilidad de practicar pesca a bordo de lanchas de alquiler.

Vale notar que Cuba se encuentra al paso de importantes rutas de navegación en el continente americano: el Estrecho de Yucatán, el Canal Viejo de Bahamas y Paso de los Vientos. En este orden, los puertos de La Habana, Cienfuegos, Santiago de Cuba, y atraques en La Isla de la Juventud y Trinidad se incluyen en la ruta de viaje de muchos cruceros que navegan por el Caribe.

Los puertos de entrada para embarcaciones no cubanas son 12 en total: la Marina Hemingway en La Habana; la Marina Marlin Dársena y la Marina Gaviota en Varadero; Marlin Cayo Guillermo en Ciego de Ávila; la Marina Marlin Punta Gorda en Santiago de Cuba; la Marlin Cienfuegos en aquella provincia; Marlin Cayo Larho en Los Canarreos; y el Centro Internacional de Buceo Gaviota en María La Gorda. Todos ofrecen servicios de atraque, agua, electricidad, reparaciones y de aduana.

Si bien Cuba no es un destino popular entre los surfistas por no contar con grandes olas en sus playas, sí existen algunos puntos en la isla para su práctica, como en Guantánamo o en Yumurí, a pocos kilómetros de Baracoa. En cambio sí es propicio este destino para la práctica del kitesurf o kitesurfing, siendo excelentes para su práctica las costas del norte cubano. Las mareas bajas, las aguas cálidas y la estabilidad del ritmo del viento propician el desarrollo de este tipo de actividades del universo náutico.

Es sabido que en Cuba es especialmente popular la práctica de buceo, pues la región ostenta excelentes fondos marinos, extensos arrecifes y una rica vida marina. Por su parte, los amantes de la pesca pueden encontrar en esta isla caribeña un sitio propicio para el desarrollo de la actividad; en rigor, Cuba recibe cada año al Torneo Internacional de la Aguja Ernest Hemingway, un evento destacado en el mundo de la pesca deportiva.

A los fines del desarrollo de la náutica y para incrementar las ofertas para el turismo internacional, en el año 2013 se autorizó en Cuba la permanencia de embarcaciones de recreo hasta 5 años con posibilidad de prórrogas, ello en el marco de un decreto que también estableció las funciones que desde entonces desarrolla la Comisión Nacional de la Náutica en Cuba, organismo encargado de instrumentar las políticas vinculadas a las actividades en este área.