Meliá Varadero

Meliá Varadero

Ostentando sus aguas cálidas y la belleza de sus playas, Varadero es uno de los destinos más visitados de Cuba, recibiendo cada año a más de 1 millón de turistas provenientes de diversos rincones del mundo. En este sentido a nadie extraña que su infraestructura hotelera sea de veras amplia, con más de 20 mil habitaciones disponibles; oferta que incluye alternativas lujosas como la del Meliá Varadero.

Este hotel se encuentra a 8 kilómetros del centro de Varadero, a 35 kilómetros del aeropuerto Juan Gualberto Gómez, y a sólo 3 kilómetros del puerto deportivo Chapelín. La cercanía a este puerto es una de sus ventajas, sitio en donde es posible realizar excursiones a cayos cercanos, practicar buceo, subirse a encantadores buques, y también disfrutar de la gastronomía local, con sabores naturalmente vinculados al océano.

Siendo un hotel con categoría de 5 estrellas, en Meliá Varadero no falta una espectacular piscina rodeada de palmeras, con vista al mar y espacio diferenciado para adultos y niños; bañera de hidromasaje; habitaciones con todas las comodidades esperadas; y opciones con terrazas o balcones, en todos los casos con una vista cautivante. El hotel agrega servicio de guardería y niñeras, planchado y lavandería, peluquería, masajes, préstamo de bicicletas y alquiler de coches. Este último ítem resulta ideal para trasladarse a la ciudad de Varadero, así como para quienes recorrerán más kilómetros en la isla buscando nuevas aventuras y encantos en Cuba.

Con un total de 490 habitaciones y a orillas de las aguas cristalinas del Caribe, este hotel está anclado en una zona excelente para la práctica del golf y también para quienes gusten de andar a caballo. También cuenta con canchas de tenis, gimnasio, restaurante propio, bar, salas de negocio, y más. Meliá Hotels & Resorts de Varadero también dispone de una tienda de regalos y recuerdos.

La propuesta de hotel contempla tanto a los adultos como a las familias que viajan con niños, con un club infantil para ellos con personal de animación. Todo se ha pensado en torno al entretenimiento y la diversión, con instalaciones para deportes acuáticos en el establecimiento del hotel, con mesas de ping pong, juego de dardos y mucho más. Por supuesto, también hay opciones para divertirse en la noche: por ejemplo, dispone de una disco con DJ.

Un dato importante: el hotel no admite mascotas. Otros ítems a tener en cuenta: las instalaciones se encuentran adaptadas para personas con movilidad reducida. Además, dentro del hotel hay un pequeño supermercado, ideal para aquellos que precisan adquirir algunos productos sin alejarse de las instalaciones del Meliá. La conexión WiFi está disponible en zonas comunes, con un valor de 3 dólares por hora. Finalmente, el estacionamiento es gratuito.