Disco Ayala

Disco Ayala

Bailar en una cueva es una escena posible en la noche de Cuba. Ocurre que en la ciudad de Trinidad, en la región central de la isla, se encuentra Disco Ayala, un club de baile que está ubicado en un sitio muy particular y envuelto en una leyenda. El local está dentro de uno de los sistemas cavernarios de esta región. Este singular espacio de diversión está a 10 minutos del centro de Trinidad, una de las ciudades coloniales mejor conservadas en toda Cuba.

Cientos de miles de lugareños y turistas ingresan cada año a estas cavernas, en este caso no con ánimos de exploración natural sino para conocer y gozar de una de las discotecas más afamadas en Cuba. Las diversas secciones del particular local bailable cuenta con luces en las estructuras de la cueva, mesas y sillas circundadas por muros de piedra, y espacios para dar rienda suelta al baile. Allí se puede escuchar música cubana e internacional, cuenta con espacios para bailar y también se realizan shows en vivo. Naturalmente, la oferta se completa con bebidas, tragos y cócteles, siendo destacado el precio accesible de la carta. Además, el pago de la entrada incluye una bebida.

El nombre de la discoteca hace referencia a Carlos Ayala, un criminal de la ciudad que se ocultó de la ley en esta cueva allá en el siglo XIX, según cuenta la leyenda. De acuerdo al sitio Cuba Debate, los miles que llegan a Disco Ayala lo hacen atraídos por el exotismo de la propuesta de un sitio de arquitectura particular; sin embargo, pocos saben que la originalidad de aquel espacio también envuelve una “verdad macabra”, la historia de Carlos Ayala. En rigor, dicen que los niños que se portaban mal en la ciudad solían oír la siguiente frase: “Pórtate bien o vendrá Ayala a buscarte”.

Pero lo cierto es que con el paso de los años, aquel se ha convertido en un espacio para la diversión y el baile, incluso con una leyenda algo oscura oculta en cada uno de sus rincones y que suena con más fuerza cuando la música se apaga al cierre de la madrugada.