Ciego de Ávila

Ciego de Ávila

¿Dónde se encuentra?

Ciudad ubicada en la provincia homónima, en la región central de Cuba. Se encuentra en el centro de la llanura Calcárea de Jucáro a Morón. Limita al norte y al este con el municipio Ciro Redondo, al oeste con el municipio de Majagua, y al sur y al este con los municipios Venezuela y Baraguá. Más de 400 kilómetros separan a la ciudad Ciego de Ávila de La Habana.

¿Cómo llegar?

Para llegar a esta ciudad cabecera de la provincia homónima hay que recorrer casi 5 horas en automóvil por la Autopista Nacional de Cuba. Dos ciudades relevantes se encuentran a sus lados: del oeste se llega desde Sancti Spiritus por la Carretera Cental; y al este se llega a Camagüey. La 141 sube al norte y llega a Morón, mientras que la 82 baja a las costas de Júcaro. La ciudad cuenta con una estación de ferrocarriles; el aeropuerto Máximo Gómez se encuentra a 30 kilómetros de la ciudad.

Los atractivos de Ciego de Ávila

El visitante que llegue a Ciego de Ávila será testigo de una ciudad en la que se combinan en armonía los rasgos más modernos y la arquitectura colonial en columnas, portales y tejas. Una muestra cabal de esta mixtura es el imponente edificio moderno que se alza en el centro de la ciudad, justo en medio de construcciones más antiguas de su casco histórico. Una visita obligada es la Iglesia Católica de Ciego de Ávila, la cual fue levantada a mediados del siglo XX, así como el teatro de la ciudad, orgullo de los locales, y su plaza José Martí.

Quienes deseen conocer más sobre la historia avileña pueden ingresar al Museo Provincial, siendo el principal atractivo el recorrido fotográfico que muestra la evolución de esta ciudad que a pesar del avance no resigna su faceta que remite al pasado. Los amantes del arte pueden optar por una visita al Museo de Artes Decorativas, el cual dispone de porcelanas, piedras preciosas y muebles de época, entre otros atractivos.

Todos los años se celebra en Ciego de Ávila el Carnaval de las Flores, el cual recibe a una importante cantidad de público. Pero aquel no es el único evento que muestra lo mejor de la cultura avileña, pues allí también de realizan en forma asidua festivales de música, teatro, baile, y otras expresiones que serán de gran atractivo para el visitante.

Otro atractivo de Ciego de Ávila es su cercanía con los cayos más bonitos de Cuba: sólo 100 kilómetros separan a la ciudad de Cayo Coco, y 150 de Cayo Guillermo.

Hoteles y restaurantes

En la ciudad no es cuantiosa la oferta hotelera, aunque es suficiente para un destino no tan concurrido por el turismo como La Habana, Varadero o los cayos que se alzan al norte de Ciego de Ávila. Allí se destacan el Hotel Sevilla, con una imponente y bonita fachada colonial que hace honor al mote de Ciego de Ávila, “la ciudad de los portales”. El Hotel Ciego de Ávila, próximo a la Aeronáutica Civil de la ciudad, es de aspecto más moderno aunque sencillo.

En Ciego de Ávila sí hay varias opciones en el terreno gastronómico, el Ranchón Cimex con techo de pajas; Moscu, Dinos Pizza, El Cabildo y La Taberna en el centro de la ciudad; y la pintoresca propuesta de un restaurante flotante en el sector central del poblado. Un destacado en este ítem es el Festival de Piña Colada que se celebra en Ciego de Ávila durante los primeros cuatro días de abril. Allí no hay sólo bebidas típicas de Cuba y de la zona, sino también baile, teatro, cine y otras expresiones culturales.