Cayo Largo

Cayo Largo

¿Dónde se encuentra?

La isla cubana de Cayo Largo del Sur, también conocida sencillamente como Cayo Largo, está ubicada en el extremo este del archipiélago de Canarreos, más precisamente en el mar Caribe. Sus 37 kilómetros cuadrados forma parte del municipio Isla de la Juventud. Posee 25 kilómetros casi ininterrumpidos de playa.

¿Cómo llegar?

La forma más rápida y segura de llegar a Cayo Largo es en avión. El Aeropuerto Internacional Vilo Acuña está ubicado a muy pocos kilómetros del casco urbano de la ciudad, con vuelos provenientes del exterior y también de cabotaje. Aquellos que deseen moverse de forma interna dentro de la isla deben considerar que desde Cayo Largo existe una frecuencia diaria de vuelos hacia y desde La Habana.

También es importante mencionar que Cayo Largo posee un puerto llamado La Marina, con amarraderos desde los cuales parten yates, embarcaciones privadas, cruceros de lujo, y barcos desde los cuales se efectúan distintos paseos y excursiones de pesca en mar abierto.

Playas.

cayolargoLas playas de Cayo Largo más elegidas por el turismo son las legendarias Paraíso y Sirena (situadas al oeste de la isla) y la playa Lindamar. Esta última está ubicada en el sur de la isla. Desde el punto de vista logístico resulta la más apropiada ya que se encuentra realmente cerca de la zona hotelera de la ciudad.

Aquellos que deseen encontrarse con un entorno más íntimo pueden optar por otro estilo de playas, con un perfil mucho más virgen. Desde la mayoría de los hoteles parten transportes privados hacia Punta Mal Tiempo (playa paradisíaca, a pesar de su nombre, situada en el suroeste de la isla); Playa Blanca, Tortuga (en el este), Los Cocos y Playa Luna (ésta última, en el extremo norte de la isla, cerca de un pequeño y pintoresco centro urbano).

Buena parte de las playas de Cayo Largo se destacan por sus maravillosos arrecifes de coral en donde es posible practicar buceo y otras actividades subacuáticas de forma totalmente segura debido a la ausencia de especies peligrosas en las áreas designadas para ese propósito.

Algunos de los balnearios más populares de Cayo Largo son conocidos por la práctica del nudismo.

Tiempo y clima.

En Cayo Largo vamos a encontrar un clima tropical ligeramente más moderado que en el resto dela isla de Cuba. Las temperaturas son elevadas durante todo el año, con una media máxima que oscila en torno a los 32 grados en la temporada de verano. Por otro lado, las precipitaciones suelen ser escasas durante el año, y la gran mayoría de ellas se concentran entre los meses de junio y septiembre, con lo cual es relativamente fácil asegurarse unas buenas vacaciones al sol.

Deportes.

Los deportes náuticos son la estrella de Cayo Largo; desde el surfing al yachting, pasando también distintos cursos de buceo que pueden tomarse de manera individual o en pareja. El entorno de playa ofrece un ambiente ideal para practicar deportes sobre la arena, tales como el vóley, aunque para eso existen áreas especialmente designadas.

Por fuera del sector destinado a la actividad balnearia pueden practicarse expediciones de ciclismo, caminatas, o bien acceder a los más de diez centros deportivos distribuidos a lo largo de la ciudad, con campos de golf, fútbol, tenis y básquet. Si bien esta no es la opción más habitual dentro del turismo promedio, puede servir como dato a favor para aquellos que quieren aprovechar sus vacaciones para seguir manteniéndose en forma.

Gastronomía.

Casi la totalidad de la oferta gastronómica de Cayo Largo se apoya en la diversidad de peces que pueden obtenerse de sus aguas. En este sentido, la zona cuenta con una variada lista de platos tradicionales, muchos de ellos de origen criollo e incluso colonial.

La ciudad cuenta, además, con algunos restaurantes internacionales de excelente nivel y servicio, sobre todo en la zona del puerto. A éstos últimos se le añaden las cocinas de varios hoteles de cinco estrellas, cuyos restaurantes y chefs nos aseguran los mejores platos de mar con productos regionales y frescos.

Noche.

La vida nocturna en Cayo Largo no tiene nada que envidiarle a la de cualquier otro centro turístico de la isla de Cuba: discotecas, bares temáticos, salones de baile, en todos ellos se destacan los ritmos caribeños y su celebración de la vida.

Si bien la noche no es la especialidad de la zona, enfocada con mayor preponderancia a un perfil de turista que busca disfrutar de la plaza y las actividades subacuáticas, en Cayo Largo se encuentran algunas de las fiestas tradicionales más alucinantes de Cuba, tales como el Carnaval y la Noche de los Santos; con puestas en escena en la vía pública, desfiles y música.

Excursiones.

Las playas vírgenes de Cayo Largo, y en especial el entorno de privacidad que otorgan sus arenas, hacen que el mayor porcentaje de excursiones tengan que ver con el agua. La diversidad marina, sumada a los arrecifes verdaderamente bellos, han gestado diferentes excursiones guiadas para avistar a las grandes tortugas marinas en su entorno natural, por ejemplo, así como delfines, rayas, e incluso tiburones.

Debido a sus dimensiones pequeñas, Cayo Largo no cuenta con un sistema de transporte público; sin embargo, pueden comprarse boletos para una excursión en el tren local, muy pequeño y pintoresco, el cual traza su recorrido por algunos de los lugares más interesantes de la región.

Otro aspecto interesante acerca de las excursiones en Cayo Largo tiene que ver con sus sitios históricos, por ejemplo, los antiguos emplazamientos piratas del siglo XVII.

Hoteles.

cayolargo2A pesar de que Cayo Largo es una isla muy pequeña, también es importante aclarar que posee una moderna infraestructura hotelera, así como complejos de alojamiento y departamentos emplazados dentro de un entorno natural. Esto puede resultar muy interesante para aquellos viajeros que necesiten conectarse nuevamente con la naturaleza e incluso practicar el ecoturismo.

No en vano Cayo Largo es reconocido internacionalmente por ser el destino preferido de las personas naturistas; en este sentido, su propuesta hotelera se basa en esa premisa, es decir, en la fusión de hoteles modernos pero en perfecta armonía con sus playas y espacios verdes.