Buceo

Buceo

Los buzos profesionales, quienes lo practican ocasionalmente, y aquellos que nunca se han animado y desean dar los primeros pasos en el mundo del buceo, encontrarán en Cuba un magnífico sitio para dar rienda suelta a esta apasionante actividad. Ocurre que esta isla del Caribe se destaca por contar con vastos kilómetros de costas (5,700 sin contar los islotes) en las cuales, de norte a sur y de este a oeste, es posible dar con hermosos fondos marinos, barreras de coral que encantan hasta al espectador menos sensible, y una impresionante diversidad marina que habita más allá de la superficie, peces tropicales, esponjas, estrellas de mar, tortugas y mamíferos, entre otros. Además, en ciertos puntos los buzos pueden ser testigos directos del pasado, acercándose a buques hundidos en las profundidades. Una experiencia completa que no ofrecen muchos sitios en el mundo.

 

Las condiciones para la práctica de buceo son ideales en Cuba, cuyas aguas son cálidas durante todos los meses del año, al igual que la temperatura ambiente signada por los aires tropicales. En este sentido, los expertos señalan que un traje de sólo 3 milímetros de espesor es suficiente para sumergirse. Las costas de la isla son bañadas por aguas cristalinas, lo cual se traduce en una excelente visibilidad que puede alcanzar los 40 metros de profundidad. Asimismo, estas condiciones generales son favorecidas por un sistema de mareas y corrientes leves en ambas costas.

 

Buceo tradicional, la atractiva variante nocturna, buceo deportivo, recreativo, en cuevas, prácticas para principiantes a poca profundidad, y también para avanzados. Todas estas modalidades se despliegan en diversos puntos cubanos, con la presencia de centros de buceo que cuentan con instructores especializados. A lo largo de la isla hay 39 centros de buceo internacionales, y en muchos complejos hoteleros es posible sumarse a cursos de buceo, incluyendo clases de iniciación a la práctica en las piscinas de los respectivos establecimientos, un buen primer paso para luego animarse a las exigencias del océano.

 

En la concurrida costa norte de Cuba son destacados los puntos de buceo en Varadero, así como en los distintos cayos de aquella costa, Guillermo, Coco y Santa María. En el mundo del buceo son reconocidos allí el Blue Reef, las Playas del Este, la Marina Hemingway, y la Jaula. En este último punto es posible ser testigos de gorgonias y esponjas de mar coloridas. Al norte de Camagüey se extiende un área de 20 kilómetros de playas conocidas bajo el nombre Santa Lucía, sitio que ostenta una de las barreras coralinas más extensas del mundo y varios barcos hundidos, delicia para los buzos. A pesar de la presencia de tiburones, aquella es una zona muy popular entre los que practican esta actividad, siendo destacado el punto de inmersión denominado Mortera.

 

Playa Guardalavaca en Holguín, los Jardines de la Reina al sur de la isla con sus 250 islas vírgenes, la Isla de la Juventud (Cayo Largo), los atractivos para de la península de Ancón, y los balnearios de Bahía de los Cochinos (Playa Girón y Playa Larga); son algunos de los tantos sitios cubanos en donde es posible explorar los encantos del buceo. Imposible dejar fuera de la lista a María La Gorda, una zona de inmersión que ostenta la presencia del arrecife coralino de color negro más extenso del mundo.


Si bien no hay nada como la experiencia directa para comprender cuán propicia es la isla de Cuba para la práctica del buceo, algunas cifras sirven para ratificar esta verdad. Por ejemplo, que cerca del 98 por ciento de los bordes marinos cubanos están rodeados por arrecifes coralinos; que hay en ellos más de 700 especies de peces, numerosas especies de tortugas marinas, estrellas de mar, y más, sin contar las embarcaciones hundidas que son muestra de la historia de la región. Además que hay allí 7 Marinas Internacionales, los mencionados 39 Centros Internacionales de Buceo, y más de 200 instructores certificados operando en más de 60 embarcaciones equipadas para la práctica de esta actividad en los más de mil puntos de inmersión. No es casualidad que la Organización Mundial del Turismo haya distinguido a Cuba como uno de los destinos más importantes para el buceo en todo el mundo.