Bar Dos Hermanos

Bar Dos Hermanos

La bohemia es la cualidad que mejor distingue a este bar y restaurante ubicado en el número 304 de Avenida del Puerto, en La Habana Vieja, en una sección que acaso no sea la más glamorosa de la capital cubana aunque dueña de una atmósfera tan particular como atractiva, respetando las tradiciones arquitectónicas de la zona. Techos altos, grandes puertas y ventanales, faros coloniales, maderas y hierros, y un diseño austero al frente aunque recientemente renovado.

Allí, en la fachada, los visitantes al Bar Dos Hermanos son recibidos por una placa que recuerda algunos de los nombres célebres que pasaron por sus mesas. Federico García Lorca, Alejo Carpentier, Enrique Serpa, Marlon Brando, Errol Flyn, y Ernest Hemingway, son las figuras que aparecen en este recordatorio inaugurado por la cifra 1894, año de apertura del local.

La carta del restaurante es de veras completa, siendo destacada la oferta de bebidas, mojitos y rones a la cabeza. De hecho, cientos de botellas y un buen número de licuadoras se destacan apenas se ingresa al Dos Hermanos allí en su barra, un espacio climatizado con un buen número de ventiladores de techo que no pueden escapar a ninguna mirada. En ocasiones hay música en vivo en el local. Desde sus ventanas es posible disfrutar de una cautivante vista de La Habana Vieja, y un cartel que explicita la cercanía con el Museo del Ron.

También se pueden comer ricos platos allí, siendo que aquel ha sido históricamente una taberna de marineros. Se pueden pedir estofados, sándwiches, pollos asados, y más. Las opciones son variadas. El Bar Dos Hermanos abre los siete días de la semana, desde el mediodía hasta la medianoche. Ideal tanto para almuerzos como para cenas, en este sitio que es uno de los más viejos de La Habana. No obstante, hace algunos años el bar fue renovado, recibiendo por ejemplo una nueva cocina y algunos nuevos toques de diseño, aunque siempre respetando la tradición e historia del sitio.

Dato final: a pocos metros se puede conocer la Catedral Nuestra Señora de Kazán, un hermoso templo ortodoxo ruso en la zona antigua de la capital cubana.